Noticias

56 años de la pascua de Mateo Crawley Boevey

Este 4 de mayo se cumple un aniversario más de la muerte del religioso de los Sagrados Corazones, Mateo Crawley Boevey ss.cc.

Adjuntamos homilía en la Eucaristía de su muerte, pronunciada el 6 de mayo de 1960, y oración del padre Mateo.

Fuente: Picpus ss.cc.

El apóstol mundial del Sagrado Corazón de Jesús, según la denominación de Pío XI, murió a los 84 años de edad. Al enterarse de su muerte el Papa Juan XXIII (canonizado en abril de 2014), envió, por medio del Cardenal Secretario de Estado, al Superior General de la Congregación de los Sagrados Corazones el siguiente mensaje: “El Santo Padre está totalmente familiarizado con la misión que este infatigable apóstol llevó a cabo durante toda su vida: la difusión del culto del Sagrado Corazón. Por esto es consolador el pensar que la triste pérdida que ha sufrido la Congregación de los SS. Corazones se compensa con la presencia en el cielo –como podemos creer- de un nuevo y poderoso protector”.

Nacido el 18 de noviembre de 1875 en Tingo, cerca de Arequipa (Perú). Hijo de Charles Octave Crawley-Boevey, convertido del anglicanismo, y de María Murga. Fue bautizado con el nombre de Eduardo. En abril de 1877 la familia regresó a Inglaterra; pero Eduardo quedó al cargo de su abuelo y permaneció en el Perú. A la edad de 15 años, entró en la Congregación de los Sagrados Corazones en Valparaíso, Chile. El 2 de febrero de 1891 hizo su profesión religiosa y tomó el nombre de José Estanislao, que cambió por Mateo cuando hizo la profesión perpetua el 11 de septiembre de 1892. Recibió la ordenación sacerdotal el 17 de diciembre de 1898, en la catedral de Santiago.

Trabajó en Valparaíso, en el colegio y en la incipiente Universidad Católica. Fue director de la Escuela de Leyes. En 1906 un terremoto destruye los edificios del colegio y la Escuela de Leyes, y la salud del P. Mateo también se resquebraja. Los superiores del P. Mateo decidieron enviarlo a Europa para que restableciera su salud. El 5 de junio de 1907 tuvo una audiencia con el papa Pío X, al que ofreció un cuadro del Corazón de Jesús, y el papa le “ordenó” dedicar su vida al “trabajo por la salvación”. Animado por el deseo de hacer conocer mejor las promesas del Sagrado Corazón a Santa Margarita María, el P. Mateo peregrinó a Paray-le-Monial (Francia), donde recuperó su salud el 24 de Agosto de 1907. Esa noche recibió la inspiración para comenzar su cruzada por el Reinado Social del Sagrado Corazón de Jesús, para atraer a las familias más cerca de Jesús, el Rey de Amor, colocando una imagen del Sagrado Corazón en un lugar de honor del hogar, y así trayendo la vida de la familia a una relación íntima con él. Desde 1914 a 1946 predicó intensamente por Europa, Asia y Norteamérica. Fundó la Entronización del Sagrado Corazón, de la Adoración Nocturna en el Hogar y fue apóstol infatigable de esta vocación con su predicación en todo el mundo y con sus escritos. Junto a innumerables folletos publicados en numerosas lenguas, se destacan sus libros “Jesús Rey de Amor” y la “Hora Santa”.

De 1947 a 1956 estuvo hospitalizado en Canadá y en 1956 regresó a Chile, viviendo en Valparaíso hasta su muerte.

Homilia de Esteban Gumucio

La plegaría de un apóstol