Noticias

Nueva plaza “Padre Esteban Gumucio” en La Granja

Por Cristian Venegas Sierra

Tras el abandono de años y gracias al empeño de vecinos y vecinas de la población Joao Goulart que conocieron al padre Esteban y aprovecharon una oportunidad para este espacio público, recientemente autoridades locales y de gobierno acompañaron la entrega oficial de esta nueva plaza, ubicada en la esquina de las calles de Lula da Silva y 21 oriente, luego de meses de trabajo comunitario en este sector de la comuna de La Granja.

Hace cinco meses Guillermo Román (73), conocido personaje de la parroquia San Pedro y San Pablo, expresó: «esto es algo “fenomenalmente bueno” porque invita a que participemos todos los vecinos y demostremos que queremos el barrio». Sus declaraciones las hizo en el marco de la intervención que el programa del gobierno de Chile Quiero mi barrio desplegaba, en ese momento, con una feria de habilidades para iniciar el piloto nacional de autoconstrucción de la plaza Padre Esteban Gumucio.

Desde esa fecha, y en las semanas siguientes, los vecinos y vecinas fueron capacitados en diversas áreas como paisajismo, eco-construcción, diseño de mobiliario, mosaico y jardinería, que fueron la base de la labor en terreno que realizaban cuando regresaban del trabajo y durante los fines de semana,

Así, con chuzo y pala para las excavaciones y los movimientos de tierra, en turnos de día y noche, la comunidad dio forma y fondo con sus opciones a la nueva plaza. Desde el equipo de profesionales que acompaño la experiencia, el equipo de barrio, calificaron el resultado de la acción como “100% auténtica en su reflejo de identidad barrial, esfuerzo y compromiso con el espacio público”.

El día de la inauguración de la plaza, Rodrigo Chávez (61), sentado en un balde plástico concentradamente regaba el pasto. “Esta es mi terapia”, afirmó. Y luego agregó “Yo conocí al padre Esteban. Era una persona muy cercana y muy preocupada por los niños y niñas del sector; era un cura encachado”.

Una vez iniciada la ceremonia, mientras niños y niñas disfrutaban de los juegos de su nueva plaza, fueron saludadas las autoridades de las primeras filas y entremedio de los asistentes el vicario de San Pedro y San Pablo, el padre Javier Cerda, en representación del nuevo párroco, Enrique Moreno.

En medio de la ceremonia, la representante de la mesa de trabajo barrial, Sandy Acuña, dijo: “sabemos que la autoconstrucción de este espacio no termina ahora sino que sigue en nuestra agenda futura para todo lo que nos falta. Como comunidad estamos muy agradecidos del municipio, el equipo de barrio y el ministerio de vivienda”.

Este proyecto de “autoconstrucción” que recuperó la plaza Padre Esteban Gumucio intervino 991 mts2 con el diseño de áreas verdes, juegos, senderos; la realización de excavaciones, trazados y la instalación de mobiliario elegido por la propia comunidad, destacando un mosaico con la imagen de padre Esteban y la frase “El pan siempre es mejor compartido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*