Entradas

San Pedro y San Pablo sostiene primer encuentro con nuevo párroco

Por Cristian Venegas Sierra

Enrique Moreno participó en la primera reunión del año del consejo pastoral parroquial ampliado de San Pedro y San Pablo en que se presentaron informes de las distintas pastorales en 2017; reunidos en la comunidad de “Cristo Resucitado”, comuna de La Granja, Santiago.

Luego de la presentación general del párroco saliente de San Pedro y San Pablo, el actual provincial René Cabezón, Enrique compartió con la asamblea reunida. Lo primero que dijo fue: “este es un día muy especial porque retomó el contacto con ustedes”.

Enseguida hizo referencia a su servicio en Filipinas y su reciente paso por la parroquia de Diego de Almagro en el norte de Chile donde la congregación fundó una nueva comunidad en la denominada “Misión Atacama”.

“Para la gente de Diego de Almagro —confidenció Enrique— ha sido una sorpresa que antes de cumplir un año me dijeran que tenía que dejarlos. Algunos se han contrariado un poco y hemos tratado de explicarles que el cambio está dentro de lo que puede esperarse porque lo más importante no es una persona u otra, sino la presencia de la congregación”.

“Yo lo decía así, gráficamente: hay un cambio en el equipo pero el equipo no cambia; no cambia su misión, no cambia su manera de estar allí y, además, va otro hermano, Alex Vigueras, que estoy seguro será un tremendo aporte a esa parroquia”.

Más adelante, Enrique sintetizó su actual situación con la siguiente frase: “me cuesta dejar Diego de Almagro pero no me cuesta llegar a San Pedro y San Pablo”.

Y a continuación agregó: “aquí tengo muchas raíces; mis primeros 6 años de ministerio los viví en este sector con Esteban Gumucio; compartiendo con él, trabajando codo a codo, aprendiendo a ser ‘pastor con olor a oveja’. Cuando la congregación volvió a la parroquia compartí años de servicio muy hermoso junto a René Cabezón y Miguel Macaya”.

“No sería lo mismo —concluyó Enrique— si yo me viniera a Santiago a cualquier otra parte. Vengo a un lugar muy amado, muy querido, a un parroquia a la que debo muchísimo. Llegó a trabajar con ustedes, con los hermanos de la comunidad religiosa y con Esteban”.

La jornada continuó con la presentación de informes generales de la tesorería parroquial, la catequesis familiar, la pastoral juvenil, el equipo de formación y la casa Padre Esteban Gumucio (ex Albergue), como preparación previa a la jornada anual de planificación pastoral que San Pedro y San Pablo realizará a fines de enero de 2018 en la localidad de El Tabo, V Región.